¿Tu ordenador ha empezado a funcionar muy lento? ¿Deseas tener mayor velocidad?

Cuando los ordenadores funcionan muy lento resultan difíciles de usar, lo cual es molesto para los usuarios, por lo cual consideran la posibilidad de adquirir un nuevo ordenador.

Ante eso, debemos señalar que la mejor opción, no es comprar un nuevo ordenador, sino ampliar tu PC y tu portátil.

La forma en que esto se puede realizar, es con un simple cambio de disco HDD (Disco mecánico) a un disco SSD (De estado sólido) y ampliación de la memoria RAM.

Dicho proceso puede efectuarse en la mayoría de los ordenadores de sobremesa y portátiles que existen en el mercado, y a continuación vamos a mencionarte las ampliaciones para ganar rendimiento: SSD Y RAM.

Cambiar el disco duro por disco sólidos SSD

Para poder obtener un mayor rendimiento, es recomendable una ampliación realizando un cambio a un disco SSD o m.2 NVME los cuales son mucho más rápidos y fiables siempre que la placa lo permita.


Entre las múltiples ventajas que proporcionan hacer el cambio se encuentra:

Aumentar la velocidad en ordenadores lentos con discos SSD

Los ordenadores funcionan lentos por una serie de razones, pese a la continua mejora de todos los componentes de un ordenador, de sobremesa o portátil, la mayoría de los usuarios nota con el tiempo de uso, una inevitable disminución del rendimiento del equipo.

Esto, ocurre por diversas razones y una de ellas es el inicio de las aplicaciones, ejecución de documentos pesados como las fotos o los PDFs de tamaño considerable y las cargas de juegos Triple, lo cual va a depender en mayor medida de la unidad de almacenamiento donde llegan a estar instalados.

Debido a eso, te recomendamos ampliar tus discos duros mecánicos lentos o anticuados por los discos más sólidos SSD o M.2 según el equipo que poseas.
Al añadir un disco sólido para instalar el sistema, las aplicaciones y el correo del usuario, vas a observar una velocidad 40 veces superior si lo comparas con tu antiguo disco duro

Ahora bien, no es solo eso, sino que si llegas a tener tu disco duro sólido casi totalmente lleno, no vas a notar alguna diferencia o algún tipo de ralentización, lo que lo general ocurre en el caso de los discos mecánicos.

También al ampliar tu PC o portátil con disco SSD, podrás ganar un ahorro de energía debido a la ausencia de partes mecánicas, así como también un silencio absoluto y una eficiencia superior en todos los sentidos, sin mencionar que tus datos estarán más seguros.

Por otro lado, al cambiar el disco duro por uno SSD, ganarás velocidad de inicio y apagado del sistema, así como también velocidad de ejecución de aplicaciones, mejor tiempo de respuesta al usar aplicaciones pesadas y un equipo más sólido y eficiente.

En lo referido a la Memoria Ram, esta ampliación esto te dará la ventaja de mantener abiertas más aplicaciones, un mayor rendimiento en edición de videos, y fotografía además una mayor velocidad constante.